Artículo en EL PAÍS

Padres y profesionales comparten la formación de los niños en edad preescolar en un centenar de centros sin aplicar programas prefijados
El Petit Molinet es un centro de crianza compartida del barrio de Poble-sec en Barcelona. El recinto, de paredes blancas, se divide en cuatro espacios. El primero incluye juegos simbólicos, con los que el niño disfruta al tiempo que recrea situaciones imaginadas, como, por ejemplo, cocinar. En el segundo los chicos juegan, saltan y caminan sobre un suelo acolchado. Al final de la estancia se encuentra la cocina, donde las familias preparan las comidas para los niños, además del patio exterior.