El proyecto educativo

El espacio educativo del Petit Molinet está destinado a familias con niños y niñas de 2 a 6 años que busquen una alternativa a las guarderías convencionales.

La línea pedagógica del proyecto es la de la Educación Libre, que se basa en el respeto a las necesidades genuinas de las criaturas. Necesidades como la libertad, la seguridad, la autonomía y la exploración. Sentimos que acogiendo estas necesidades lxs niñxs pueden desarrollarse de manera íntegra, y construyen un aprendizaje más sólido y rico, basado en sus propios ritmos y motivaciones. En particular, ponemos especial atención al acompañamiento emocional y motriz, tan importante en esta etapa.

 

Somos…

  Un espacio abierto a la diversidad cultural y de modelos familiares, dónde la diferencia suma.

  Un espacio cálido, dónde las criaturas se encuentran en un ambiente familiar que pretende ser una extensión de su propio hogar.

  Un espacio interactivo, que cuenta como principal fuente de aprendizaje el juego, la experimentación y el descubrimiento.

  Un espacio saludable, que promueve una alimentación sana y equilibrada, respetando las opciones alimenticias de cada familia, y que atiende a la higiene de cada criatura.

  Un espacio dónde compartir las experiencias relacionadas con la crianza con otras familias y dónde aprender entre todas el arte de la autogestión.

Con un ratio muy baja, de una aduta para seis/siete niños, ofrecemos compartir un espacio y un tiempo lúdico, pensado y preparado para satisfacer tanto las necesidades corporales, emocionales e intelectuales de las criaturas.

Disponemos de un espacio físico distribuido por tres grandes ambientes: el de psicomotricidad, el taller para actividades plásticas y un patio exterior bien grande. Además, disponemos de pequeños rincones de juego simbólico (cocinita), de prelectura (espacio de cuentos) y de juegos manipulativos (un trocito del taller). Las criaturas pueden escoger el espacio de acuerdo a sus deseos, necesidades y expectativas. De esta forma permitimos que los niños aprendan a autorregularse, fomentando el conocimiento de sí mismos y su autonomía.

Las acompañantes nos situamos en cada uno de los ambientes principales dando seguridad y apoyo, sin dirigir las actividades y sin interrumpir el juego espontáneo. Observamos y acompañamos de manera neutral pero empática, siendo responsables de los límites en el espacio y asegurando el bienestar del grupo.

Para que todo esto sea posible, pedimos un tiempo adaptación mínimo de un mes, donde la criatura es acompañada por un adultx de referencia (madre, padre, abuelos, tíos …) a conocer el espacio, las acompañantes y el grupo. Es un proceso gradual e individualizado, donde la comunicación entre educadora y familia es constante. Este proceso tiene por resultado que la criatura se sienta segura en el espacio, y es capaz de disfrutar al máximo las propuestas.

Nuestro día a día

VER

Las instalaciones

VER

Creando vínculos

VER

«El Petit Molinet es confianza, aprendizaje, amor, crecimiento, cuidado, respeto, ternura … Un oasis de calma donde los más pequeños y sus familias disfrutan sin prisas de las diferentes etapas evolutivas de la crianza».

Antònia Arrom

Madre de Toni